Delicias de sardinas con calabacín

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

Ingredientes

Elaboración

Aunque no sea lo habitual, vamos a pelar el calabacín en círculos y reservamos la piel para coronar el plato, así mantienen una forma rizada.
Cuando tengamos los calabacines pelados, dividimos ¼ y lo cortamos en juliana. Para el resto, vamos a aplicar un corte longitudinal y los freímos a la plancha con unas gotas de aceite de oliva. Después, en la misma sartén, freímos los trozos de piel del calabacín hasta dorar.
Para dar un sabor más intenso y diferente a los dátiles, los mantenemos sumergidos en té verde durante unos 10 minutos.
Unas pinceladas de crema de mostaza darán el toque final. La elaboramos del siguiente modo: calentamos nata para cocinar y antes de que llegue a hervir, añadimos la mostaza y mezclamos bien.
Vamos a cortar el queso con un molde circular para obtener piezas en forma de disco.

Presentación

Colocamos los dátiles, sobre ellos una loncha de calabacín arqueada y una sardina escurrida de la lata. Coronamos con las pieles del calabacín fritas (son comestibles).
En otro lado del plato, alternamos el calabacín cortado en juliana con los “discos de queso”, mejor prepararlo caliente para fundirlo un poco.
Y para terminar, añadimos unas notas de crema de mostaza.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!

Haz clic en 'Aceptar Cookies' sólo si estás de acuerdo con nuestra Política de Cookies.
Aceptar Cookies
x