Fusilli con mejillones y tomate

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

Ingredientes

Elaboración

En una cacerola, ponemos agua abundante con sal a calentar. Mientras tanto, aprovechamos el tiempo para cortar en trocitos el tomate natural.
A continuación, añadimos al tomate los mejillones y condimentamos todo con un poco de orégano que les aportará sabor mediterráneo.

Cuando el agua empiece a hervir, echamos la pasta y la mantenemos hirviendo el tiempo que indique el fabricante para que quede al dente. Cuando haya pasado este tiempo, la escurrimos bien y la ponemos en una fuente.
Ahora ya, sólo tienes que servir cada plato colocando sobre la pasta la ración que vaya a tomar cada uno de mejillones con tomate. Si lo prefieres, puedes dejar para este momento el toque de orégano y así calcularás con más exactitud la cantidad que quieres poner en cada plato.

¡Que aproveche!

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!