Deporte y bienestar

Alimentos para prevenir resfriados y otras enfermedades comunes

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

Desde la antigüedad los alimentos se han utilizado como un remedio natural no sólo para prevenir los resfriados, la gripe y otras enfermedades respiratorias comunes, sino también para curarlas. Los remedios de nuestras abuelas, han demostrado ser eficaces, sanos y económicos, ¿por qué no seguir usándolos?.

Con el tiempo, la ciencia occidental ha demostrado que una dieta equilibrada y rica en nutrientes puede ayudar al cuerpo a luchar contra las enfermedades.

Nuestro cuerpo necesita vitaminas y minerales para usos específicos, sobre todo para mantener el sistema inmunológico del cuerpo. Por lo que si tomas menos cantidad de la recomendada, es posible que sufras más a menudo de resfriados y gripe. Ahora que llega el invierno, vamos a dar algunas pistas sobre los alimentos que pueden ayudarnos a protegernos contra estas enfermedades tan típicas en esta época del año.

El Ajo

El ajo es un vegetal muy completo que te proporciona proteínas, azúcares, calcio, fósforo, hierro y vitaminas B, B1 y C. Tiene propiedades antibióticas y ayuda a reforzar el sistema inmunitario, pero además es un buen remedio contra la amigdalitis y la faringitis. Sólo tienes que aplastar o cortar muy fino 5 dientes de ajo, mezclarlo con 5 cucharadas de miel y agregar 1 taza de agua tibia. Déjalo reposar 10 minutos y fíltralo antes de tomártelo. Tu garganta notará la mejoría de forma inmediata.

La vitamina A

Es uno de los principales antioxidantes que se encuentran en la naturaleza. La vitamina A juega un papel importante en la prevención de los resfriados, la gripe y otras enfermedades respiratorias. La vitamina A se encuentra en productos de origen animal como huevos, carne, leche, hígado y riñones también es conocida como retinol, ya que ayuda a mejorar nuestra visión.

El beta-caroteno, del que sale la Vitamina A, se encuentra en frutas y verduras que son de color naranja, rojo y verde oscuro como la batata, la papaya, la espinaca, el brócoli o la zanahoria. Si hemos tomado estos alimentos este verano para coger un bonito bronceado, no perdamos esta buena costumbre, ya que también nos protegerán en invierno.

La vitamina C

También conocida como ácido ascórbico, que comprende, junto con las vitaminas A y E, los tres “antioxidantes” que se encuentra en la naturaleza. La vitamina C ayuda a la producción de células blancas de la sangre, las principales defensoras del cuerpo contra las infecciones. También ayuda a proteger el cuerpo contra los resfriados y otras enfermedades respiratorias. Pero nuestro cuerpo no almacena esta vitamina, así que debemos consumir frecuentemente alimentos ricos en vitamina C.

Además de tomar un zumito de naranja natural por la mañana, también puedes comer otras . frutas y verduras ricas en esta vitamina como coles de bruselas, coliflor, fresas, grosellas, kiwis, limones, melones, pimientos verdes, nabos y tomates Y contra el dolor de garganta, nada mejor que un zumo tibio de limón con miel. Seguro que vuestras abuelas os han hecho más de uno, ¿a que sí?

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!