Ponte al día

Consejos para un consumo responsable de alimentos

Nos preocupa mucho el consumo responsable. Por eso, te recomendamos algunos consejos para que cuides el medioambiente y tu salud.

Añadir a favoritos Añadir a favoritos
Compartir

Desde Calvo promovemos siempre el cuidado del Medioambiente y por eso nos preocupa mucho el consumo responsable, porque además de beneficiar a tu salud ayuda a conservar nuestro bonito planeta azul.

BENEFICIOS DEL CONSUMO RESPONSABLE

 

Lo mejor de consumir nuestros alimentos de forma responsable es que podemos cuidar el medioambiente generando un menor impacto en él. Si compramos solo lo que vamos a consumir, estaremos reduciendo enormemente nuestros desechos.

 

Por otra parte, alimentarse de forma apropiada ayuda a mejorar nuestra salud. Normalmente, las personas solemos comer más de lo que requiere nuestro cuerpo para tener energía y nutrientes. Comer demasiado no es sinónimo de una buena alimentación. Recuerda que tu cuerpo solo absorbe los nutrientes que necesita. Por ello, te animamos a mantener una dieta equilibrada que incluya cereales, frutas, carnes, pescado y verduras.

prácticas de alimentación responsable

 

La alimentación responsable, no solo involucra tener una alimentación equilibrada, si no también consumir con cabeza. Para ello, te sugerimos algunas sencillas pautas que puedes hacer en tu día a día para mejorar el cuidado de nuestro planeta.

 

1.     Reciclaje

 

Para reciclar de forma correcta es importante organizarnos. Crea un espacio en casa que te permita clasificar los distintos tipos de residuos de tus alimentos y  sepáralos ordenadamente según el tipo de desperdicio. Por ejemplo: desechos generales, desechos orgánicos, papel y cartón, vidrio y plásticos…

 

Siempre hay que tener en cuenta que en el caso de los envases de vidrio debemos limpiarlos correctamente y dejar secar antes de tirarlos. Por otro lado, comprime las botellas de plástico para que ocupen menos espacio al momento de reciclarlas.

 

 

2.     Reducir

 

Aproximadamente un tercio de todos los alimentos que se producen a nivel mundial se desperdician. Por ello, una buena práctica para aprovechar la comida es comprar solo lo necesario, es decir, solo lo que planeamos consumir.  Sobre todo si se trata de alimentos que se estropean rápido como verduras o frutas. Para ello, haz un menú cada semana, de esta forma sabrás exactamente qué necesitas y no comprarás productos de más.

 

 

3.     Reutilizar

 

Viene de la mano del reciclaje. Cada vez que colocas los residuos en su contenedor, estás ayudando a que se creen nuevos productos.

 

Otra forma de reutilizar es, por ejemplo, usando las botellas de plástico o nuestras latas para manualidades o como semilleros, usar los envases de vidrio para guardar otros alimentos, etc… De igual forma, los desechos orgánicos se podrían usar como abono para las plantas.

 

¡Con un poco de ingenio podemos hacer enormes cambios!

 

 

4.     Compra responsable

 

Aquí tienes 5 tips para una cesta de la compra mucho más ecológica:

 

·      Evita comprar productos en envase de plástico

·      Compra alimentos de temporada

·      Elige opciones a granel sobre otros

·      Escoge productos con menos embalaje

·      Usa bolsas de tela para hacer tus compras

 

 

Comienza a incluir estas prácticas en tu día a día para que no sigamos desperdiciando alimentos y cuidemos nuestro medio ambiente

Comparte esta noticia

Deja un comentario