Deporte y bienestar

Conservas de otoño

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

El tiempo lluvioso de esta estación nos invita a quedarnos en casa. Aprovechemos para cocinar y conservar algunos de los productos de temporada. Las conservas nos dan opción de tener siempre a nuestro alcance alimentos frescos con todo su sabor, textura y calidad y acceder a alimentos fuera de temporada.

¿Quién no recuerda a nuestras madres o abuelas elaborando confituras y mermeladas de fruta que hacían nuestras delicias durante el invierno? Aunque seguro que ellas tienen una mano especial para elegir las frutas que den mejor sabor, la receta en sí es simple y podemos aprovechar una tarde lluviosa para hacerla en casa.

Antes de empezar debemos distinguir entre mermelada y confitura. En general, las mermeladas son frutas troceadas y cocidas con azúcar hasta que quedan como un puré con algunos trocitos de fruta y las confituras son frutas, enteras o troceadas, cocidas en un almíbar (un cuarto de litro de agua por kilo de azúcar). Las confituras llevan más proporción de azúcar y son más espesas y consistentes.

Veamos una receta simple de mermelada de higos.

Necesitaremos unos 750 gramos de azúcar y un limón por cada kilo de higos. Es importante elegir fruta madura pero sana, o corremos el riesgo de que se nos estropee la mermelada.

Lavamos los higos con agua fría, les quitamos el rabito, los partimos a la mitad y los ponemos en una cacerola grande. Echamos el azúcar y dejamos que se humedezca durante un rato.

Ponemos la cacerola a fuego medio, le añadimos el zumo del limón y el mismo limón exprimido con su corteza y todo, y dejamos que cueza. Al tenerlo a fuego medio puede estar listo en unos 30-40 minutos, pero debemos estar pendientes y removerla de vez en cuando para que no se pegue.

Este paso es el más importante para su conservación. Cuando rellenemos los botes donde vayamos a conservarla, deben ser herméticos y esterilizados; y debemos llenarlos hasta el borde.

Luego los pondremos al baño maría durante unos 20 minutos para que se haga el vacío en el interior y se conserven mejor.

Dales sabor a tus bocadillos y atrévete a usarla en tus recetas. Sorprende a tus invitados con unos entrantes de atún claro Calvo, queso de untar y un poquito de mermelada de higos o añadiéndola a un quiché de atún claro. ¿Qué no tienes ganas de cocinar? Puedes darles un toque muy personal a una de nuestras ensaladas haciendo una vinagreta con tres cucharadas de la compota, 75 ml de aceite y 25 ml de vinagre.

¿Qué otras recetas se te ocurren?

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!