Deporte y bienestar

¡En forma dentro de casa!

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

El aumento en la actividad física puede ayudarnos a alargar nuestra vida y a mejorar nuestra salud. El ejercicio ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, ayuda a reducir la tensión, tonifica nuestro cuerpo y quema calorías.

El ejercicio físico es, además, el complemento ideal para la dieta y sobre todo para una vida sana. Sin embargo y muy a pesar de las recomendaciones de médicos, cardiólogos, nutricionistas, etc son muchos los que hoy día llevan una vida sedentaria, con escaso o nulo ejercicio físico. Esta falta de ejercicio nos conduce al sobrepeso, a la pérdida de vitalidad, de agilidad e incluso de buen humor.

Pero, ¿es necesario ir a un gimnasio o salir a la calle ahora que hace mal tiempo?

Hay una solución para que no tengamos que cambiar por completo nuestros hábitos y no dispongamos de excusa para no cuidarnos un poco: hacer ejercicio en casa.

A continuación os proponemos algunas actividades que podéis hacer apartando, tan solo, un poco el sofá del salón:

– Podemos tonificar los pectorales haciendo flexiones. En el suelo, apoya las rodillas, abre bien los brazos, mete la cadera y acerca el pecho al suelo contrayendo bien los abdominales. Haz 3 series de 8-15 repeticiones.

– ¿Quién no ha hecho abdominales alguna vez en el colegio? Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas, coloca las manos en la nuca y sube soplando y manteniendo la barbilla arriba y los brazos abiertos. Después sube, gira, toca una rodilla y vuelve atrás. Haz 3 series de entre 15-20 repeticiones.

– ¡A trabajar esos brazos! Puedes ejercitar los tríceps de una simple manera: ponte a cuatro patas en el suelo, coge una pesa (o un paquete de arroz, que seguro que tienes en casa) con una mano y estira y flexiona moviendo sólo el antebrazo. Haz 3 series de 10-15 repeticiones con cada brazo.

– Para ejercitar los hombros, coge una pesita (o igualmente, un paquete de lentejas o una botella) con cada mano y abre y cierra los brazos ligeramente flexionados, solamente hasta la altura de los hombros. Después, estíralos al frente y luego arriba, Haz 2 series de 10-15 repeticiones de cada ejercicio.

– Para trabajar los bíceps puedes sentarte con la espalda apoyada, coger las pesas, y con los brazos pegados al cuerpo subir y bajar los antebrazos. Haz 3 series de 15-20 repeticiones.

Todos estos ejercicios son sencillos de hacer y sólo requieren de una alfombrita o almohadilla para aquéllos en los que tengas que tumbarte en el suelo y un elemento que sirva de peso si no cuentas con pesas reglamentarias en casa.

Eso sí, recuerda que los estiramientos son muy importante. Estés donde estés, siempre puedes hacer unos minutos de estiramientos para que tu cuerpo no se anquilose. Procura hacerlos antes y después de los ejercicios para no hacerte daño y para calentar los músculos.

Y no olvides que puedes hacer ejercicio desde subiendo y bajando por las escaleras para trabajar glúteos y piernas, hasta viendo la televisión: ejercita tus abdominales haciendo contracciones con la barriga mientras ves la televisión, planchas, friegas o estás en el ordenador. ¿Tienes tú algún truco para mantenerte en forma en casa?

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!