Deporte y bienestar

Ensaladas y platos fríos para el verano

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

Con el calor apetecen platos ligeros y ensaladas. Pero no tienen porqué ser siempre las mismas. No te aburras con los mismos aliños, te contamos algunas variantes que puedes hacer que encantarán a los niños.

¿Siempre haces las mismas ensaladas y en casa están ya aburridos?

Puedes probar a sustituir la típica lechuga de toda la vida por canónigos, rúcula, espinaca, o acelgas. Sobre todo, si tienes invitados a casa, le dará un toque más distinguido al primer entrante.

Pero no sólo de ensaladas se vive en verano. Hay un sinfín de platos fríos, deliciosos y muy sanos que puedes hacer.

Como a los niños a veces les cuesta un poco comer platos “verdes”, puedes hacer una ensalada de pasta y salmón y acompañarla de una salsa de yogurt natural, eneldo y un poco de limón rallado. Un completo plato que resultará la mar de refrescante.

¿Quieres una alternativa a las pasta? Puedes cocer 100 gramos de gambas y 100 gramos de pulpo y reservar el agua para preparar 250 gramos de cous-cous. Pica una cebolla nueva o una cebolleta, un tomate y un pimiento. Cuando esté el cous-cous, añádelo todo y completa el plato con una lata de mejillones y otra de sardinillas frescas. Un chorreoncito de aceite de oliva y condimento al gusto… ¡y a chuparse los dedos!

Si tienes invitados en casa, seguro que quieres quedar bien. Puedes hacer platos vistosos y fresquitos que no sobrarán ¡y sin tener que pasar el día en la cocina!

Una vuelta de tuerca divertida al típico cócktel de marisco es vaciar una piña natural y servirlo dentro. También puedes hacer una versión más original utilizando melón Galia, 250 gramos de escarola o espinacas, 12 palitos de cangrejo, un par de latas de atún y un bote de maíz. Puedes acompañar la ensalada con salsa rosa o de yogurt y servirla dentro de medio melón.

También puedes acompañar con un paté de mejillones rico, rico…y muy fácil de hacer. Sólo necesitas un pack de 3x 80 gramos de mejillones en escabeche, dos latas de atún claro en aceite de oliva y 4 quesitos. Lo batimos todo bien para que quede homogéneo y lo dejamos en el frigo durante 3 ó 4 horas y ¡listo! Y a los niños les encanta.

Igual de fácil es preparar un delicioso y sano paté de sardinas. Puedes limpiar 4 sardinas frescas o coger directamente una lata de sardinas en aceite de oliva, medio tomate, media cebolla y una  cucharadita de pimentón y pasarlo por la batidora. Se salpimienta al gusto y, si se quiere, se le añade un tiento de vino blanco. Cuando hayamos conseguido la textura deseada, al frigo 3 ó 4 horitas.

Ya no hay excusa: alimentarse en verano puede ser fácil, sano y muy divertido.

Y tú, ¿Tienes alguna receta veraniega que no te falle?

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!