Pimientos del Piquillo rellenos de Atún

Tiempo de elaboración45 minutos
  • Estrella apagada
  • Estrella apagada
  • Estrella apagada
  • Estrella apagada
  • Estrella apagada
Receta saludable:
  • Hoja encendida
  • Hoja encendida
  • Hoja encendida
  • Hoja apagada
  • Hoja apagada
Añadir a favoritos Añadir a favoritos
Comparte esta receta:

Pimientos del Piquillo rellenos de Atún

Los pimientos del piquillo rellenos son clásico de la cocina del norte de España, pero nuestra versión es aún más cremosa.

Ingredientes

  • Atún claro al natural bajo en sal

    1 lata al natural bajo en sal

  • Aceite de oliva

    Aceite de oliva

  • Cebolla

    Cebolla20gr

  • Harina de trigo

    Harina de trigo1 cucharada

  • Huevo

    Huevo1 unidad

  • Leche

    Leche250ml

  • Mantequilla

    Mantequilla1/2 cucharada

  • Nuez Moscada

    Nuez Moscada

  • Patata

    Patata1 unidad cocida

  • Perejil

    Perejil

  • Pimienta Negra

    Pimienta Negra

  • Pimiento Rojo

    Pimiento Rojo100 gr de Piquillo

  • Queso Emmental

    Queso Emmental20gr

  • Sal

    Sal

Elaboración

  1. Cocemos el huevo durante unos 10 minutos y la patata aproximadamente unos 20-25 minutos. Dejamos templar, pelamos y cortamos muy menudo. A continuación, mezclamos con el atún, la cebolla y el tomate.
  2. Rellenamos los pimientos y añadimos un poco de salsa bechamel.
  3. Espolvoreamos el queso emmental por encima y lo metemos al horno unos 25-30 minutos a 170-180 ºC.
Preparación de la bechamel
  1. Calentamos 4 o 5 minutos la leche en un cazo.
  2. En una sartén ponemos la mantequilla y cuando se funda incorporamos la harina (tamizada) y el aceite. Removemos hasta obtener una masa de color tostado (para evitar el sabor a harina cruda).
  3. Añadimos la leche poco a poco y removemos hasta obtener una salsa homogénea; tiene que cocer como mínimo 10 minutos (hasta que se desprenda de las paredes de la sartén). Espolvoreamos pimienta molida y nuez moscada.

Presentación

Utiliza para el horno bandejas con las que te resulte fácil después sacar la pieza completa del pimiento sin que se rompa y mostrarla emplatada en toda su belleza. Que nunca falte la hojita de perejil sobre el queso gratinado.