Deporte y bienestar

Sorpréndelos tú a ellos

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos

Estás tranquilamente en casa leyendo tu revista favorita, suena el timbre, te levantas con despreocupación para abrir la puerta y… ¡Sorpresa! Invitados inesperados. No dejes que te pillen desprevenida y sorpréndelos tú a ellos. Te contamos cómo hacer de una cena improvisada una velada inolvidable.

Tus invitados agradecerán cualquier ofrecimiento por tu parte, y si además cuidas unos pequeños detalles acabarán encantados. La generosidad, la capacidad de improvisación y la creatividad son elementos básicos para ser un buen anfitrión.

Con lo que tengas en casa puedes preparar un delicioso aperitivo. Busca en tu despensa, seguro que encuentras algunas conservas con las que ofrecer un original entrante. En estas ocasiones la gama de sardinas y sardinillas, mejillones y calamares y chipirones Calvo es de gran ayuda.

Y para finalizar nada mejor que un buen postre a base de frutas. Prepara una macedonia, ofrecer la fruta ya preparada es todo un detalle. Te proponemos un modo diferente de presentar las naranjas. Pélalas y córtalas en rodajas, colócalas ordenadamente en una fuente y espolvoréalas con un poco de canela.

Aún no hemos hablado de la bebida. Al ser una cena informal puedes dar la opción a tus invitados de elegir qué prefieren beber. Siempre puedes ofrecerles sin preguntar un licor para cerrar la cena y brindar por el “feliz” encuentro.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos un comentario!